God used fighting between two villages to bring salvation

6
758

By Mark Ellis —

Imie and Amy Mark III, with their children

Imie and Amy Mark consider themselves “expendable for the King” in their service as missionaries in Papua New Guinea with Ethnos360.

Amy, and their two youngest children, had the opportunity to spend part of their spring break in North Wahgi visiting another of the missionary families affiliated with Ethnos360 ministering among the people there.

During their visit, they learned about recent fighting that had broken out between two neighboring villages. Sadly, hostilities began over a refusal to lend less than $2 and escalated into an all-out battle between the villages, Imie recounts on their blog.

To escape the fighting, some people in one of the villages came to stay with the missionary family Amy was visiting. While they were there, they were invited to hear the Foundational Bible Teaching (where they teach through Creation to Christ to present the gospel in the full context of the whole of Scripture).

The power of the Word and the Spirit touched several who were there. “Two of these men believed and became new brothers in Christ!” Imie reports.

“They went back to their village and told their families and others that they needed to hear this teaching because it is unlike anything they had ever heard.”

While Amy and the children were there, they learned that one of the new believers, Wallup, had been diagnosed with terminal liver cancer.

Immediately they went with other believers from the North Waghi church to visit Wallup and his family in their home.

“The missionary told the family that he knew they would want to blame someone for his death (he didn’t know it, but some were already planning to blame the man’s second wife),” Imie recounts.

“He went on to explain that these things happen because sin entered the world with Adam and Eve, and though the believers there were sad that Wallup was dying, they knew where he would go. He would be with Jesus, but that was not true for the rest of them. He told them that they wanted to bring the teaching to them and encouraged them to listen.”

Only a few days later, Wallup went to be with Jesus. “We are thankful that the end came quickly for him as there is no hospice care here, but even more thankful that he was a believer,” Imie notes.

“The North Wahgi church is planning to resume an outreach to this area… please pray with us that many will attend, listen, and respond to the Gospel.”

If you want to know more about a personal relationship with God, go here

To learn about the Marks’ work with Ethnos360, go here

6 COMMENTS

  1. […] Algunos residentes de una tribu buscaron refugio en la casa de misioneros durante una guerra en Papúa Nueva Guinea y acabaron convirtiéndose. PAPÚA NUEVA GUINEA.- La pareja de misioneros Imie y Amy Mark se consideran personas siempre “a disposición del Reino” en su servicio como misioneros en Papúa Nueva Guinea, a través del ministerio ‘Ethnos360′. Amy y sus dos hijos más jóvenes, tuvieron la oportunidad de pasar parte de sus vacaciones de primavera en el norte de Wahgi, en Papúa Nueva Guinea, visitando a otras familias de misioneros afiliados al ‘Ethnos360′ y predicando el Evangelio a las personas de allí. Durante su visita, ellos supieron sobre las recientes batallas entre dos aldeas vecinas. Desgraciadamente, los conflictos comenzaron porque una de las partes se niega a prestar una cantidad equivalente a menos de 2 dólares para otra y la discusión acabó resultando en una verdadera guerra entre las aldeas, según el misionero Imie contó en su blog. Para escapar de la guerra, algunos residentes de una de las aldeas huyeron y encontraron refugio en la casa de los misioneros que estaban hospedando a la familia de Amy. Mientras estos aldeanos se estaban refugiando en aquella casa, fueron invitados a participar en un estudio bíblico, en el que Amy enseñó principios básicos sobre las Escrituras, desde la creación del mundo hasta la llegada de Cristo, que murió y resucitó para salvar a la humanidad y traer la liberación del hombre pecador. El poder de aquella Palabra y del Espíritu Santo tocó a varios de aquellos aldeanos que estaban allí. “¡Dos de esos hombres creyeron en ese mensaje y se volvieron nuevos hermanos en Cristo allí mismo!”, contó Imie. “Ellos volvieron a su aldea y dijeron a sus familias y otros que todos necesitaban escuchar esas enseñanzas porque era algo tan verdadero y diferente de cualquier cosa que ellos ya habían oído antes”, agregó. Mientras Amy y sus hijos aún estaban allí, descubrieron que uno de esos nuevos creyentes, Wallup, había sido diagnosticado con cáncer de hígado, ya en una etapa terminal. Inmediatamente Amy fue a visitar Wallup y familia, acompañada por los misioneros que la hospedaban y otros cristianos locales. “El misionero le dijo a la familia que él sabía que querían culpar a alguien por la muerte de aquel hombre (en realidad, él no sabía exactamente que sería culpable por ello, pero algunos de los parientes de Wallup ya estaban planeando culpar a la segunda esposa de aquel hombre enfermo)”, dijo Imie. “Él continuó explicando que estas cosas suceden porque el pecado entró en el mundo con Adán y Eva, y aunque los cristianos que conocían a Wallup estaban tristes por el hecho de que aquel hombre estaba muriendo, ellos sabían hacia dónde se iba. Pero eso todavía era tenido como verdad para el resto de las personas en aquella familia y en aquella tribu. Entonces él dijo a todos que quería enseñar a todos allí sobre la Biblia y los alentó a escuchar ese mensaje”, explicó el misionero en su publicación. Pocos días después, Wallup realmente terminó falleciendo, pero el sentimiento entre los cristianos locales no era sólo de tristeza, sino de gratitud. “Agradecemos por el hecho de que el fin haya venido rápidamente hacia él, sin dolor, pues no hay acceso fácil para cuidados aquí, pero estamos aún más agradecidos por haber tomado la decisión de entregarse a Cristo antes de morir”, dice Imie. “Ahora, la iglesia de North Wahgi ya está planeando reanudar un alcance para esta área … por favor, ore con nosotros para que muchos puedan participar, oír y responder al Evangelio”, según informa God Reports. […]

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here